© Salva Vidal

Tras el objetivo

La fotografía es, antes que nada, una manera de mirar

Susan Sontag

Salvador Vidal Gea

Cogí una cámara réflex por primera vez hace más de una década. Entonces quería fotografiar los viajes en familia: nuevas ciudades, paisajes diferentes, dos niños que no dejaban de crecer… Me pareció que tenía muchos instantes que retener, así que empecé a formarme de manera autodidacta. Poco a poco, me hice a la cámara, o la cámara se hizo a mi forma de mirar.

Decidí entonces formar parte los grupos fotográficos de Monóvar y de Elda, colaborar con asociaciones vecinas de Petrer y Villena, echarle una mano a los amigos… Así fue como la fotografía dejó de ser únicamente cosa de viajes y acabó transformándose en una manera de mirar.

El paso de los años me ha ayudado a ver que en un segundo cabe todo: la falda de Marilyn al vuelo, la muerte de un soldado o un beso apasionado en pleno París. Hay miles de instantes que merece la pena guardar. Para mí, la mejor forma de hacerlo, es a través del objetivo.